domingo, 23 de julio de 2017

VERDAD EN UN ESPEJO


    

      DE una sentada las apariencias, una tarde nublada y recuerdos imposibles: tragarlos.
      Significa mucho el espejo: retiene la idea de que "volverse Lorca" es para ti un código, un recurso expresivo de cuando toca desollarse y de la carne colgar lacitos. Te averiguas, encoges un hombro.

      Bien mirado, significa todo: la brujería del salario, metalurgias de carne y followers. Sentar unas bases como de ciudad en movimiento, y que a la petición de coquetería enseguida respuesta, eslabones de sexo.

Maneja el espejo, así, miniaturas de espalda doblada, amanecer inclemente y modelo primitivo: hemos acordado unos mínimos, fuera de los cuales no se tolera un paso.

Y a algunos todavía se les oye, descansando de moras: “¿qué tal me queda la braga?”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario