miércoles, 30 de marzo de 2016

M O D E R N A, Y A M É N

      ENTRE CHIEN ET LOUP


      A las del rouge de labios, a las del papel de estaño como filtro fotográfico (también extensible a los metales masculinos), que además son aventurero-literarcas: la realidad extingue; el tiempo no registrará vuestro galop de alcoba, el selfie a gratuidad, el síndrome de la Maga cortazariana. 

      Nada más ocioso que el fin para el que os creasteis (os disteis nacimiento): toda apología a dejadez cuidada; trámite imprescindible (su observancia) para el dj verriondo-hipstereta, que os va a poner unos tercios gratis, abrigando esos ritmos beat, nenas, mientras os descansa la mesilla lo último de Literatura Random House. 

      Amores, amogs: ¡qué uso del aburrimiento! ¡Qué suculenta homologación!

      Debe ser que este chorizo ya está salpimentado, o que se ha entrevisto con demasiadas de vosotras (no iba a distraerme a la referencia machista, claro, de la que os tatuáis la piel).

      Moderna, moderna, y amén.
      Todo queda en esta circunferencia de paisanos.









2 comentarios: